Venezuela se perfila ahora como uno de los países más estables de la región

Por: José Sant Roz , Resumen Latinoamericano, 24 noviembre 2019.

¿Quién se podía imaginar que el continente diera un vuelco de 180 grados en sólo tres meses, colocándose entonces Venezuela entre los países más estables de la región por encima de Chile, Argentina, Brasil, Costa Rica, y a la par de Uruguay? Varias firmas internacionales así lo confirman. Incluso, alguna de ellas de tendencia para nada socialistas. En este giro, resulta que aquellos países que oronda y prepotentemente se unían para decir que había que sancionar a Venezuela por sus problema con los DERECHOS HUMANOS, son ahora ellos quienes lo están padeciendo de manera terrible: Colombia, Chile, Perú, Argentina, Brasil,… Nadie da medio por los gobiernos de estos países.

Y la realidad así lo confirma: se ha ido normalizando poco a poco en Venezuela el problema económico. El bachaquerimos ha ido feneciendo. Se consigue de todo en los abastos y supermercados. El problema eléctrico también se está regularizando DESPUÉS DE UNA GUERRA VERDADERAMENTE TENEBROSA. Se consigue gas suficiente para todas las casas y apartamentos, una grave situación que se venía arrastrando desde hacía bastante tiempo.

Ya en la región andina está funcionando con suficiente control el suministro de gasolina en las estaciones de servicio. Las colas se hacen cada vez más cortas, y la vigilancia sobre el contrabando de combustible se hace cada vez más efectivo.

También es de resaltar que la conflictividad social es prácticamente nula: se acabaron las trancas en las vías públicas de los sectores urbanos y también en las carreteras. La seguridad ha mejorado muchísimo.

Algo que resulta muy llamativo es cómo en estos momentos se encuentra de todo en los anaqueles de los supermercados y mercados a cielo abierto, y la economía comienza a reactivarse. Hay esperanzas de que todo mejorará y la gente comienza a confiar con mucha ilusión en el Petro.

Nadie pasa hambre, reportan todos los informes de varias ONG’s. Los bonos que entrega el Presidente de la República han aliviado las necesidades de los sectores más pobres, sin dejar de reconocer que la guerra contra el Bolívar Soberano en ningún momento ha dejado de amainar.

El pueblo, en términos generales, está alegre, capeando el temporal, sin embargo. Los niños yendo a la escuela, consiguiendo sus útiles, y reactivándose en muchos centros educativos el Plan de Alimentación Escolar. Igualmente los centros de salud vuelven a estar acondicionados con medicamentos prioritarios y otros insumos básicos para atender urgencias y casos graves.

América Latina está ardiendo, y la OEA se va al foso junto con el Grupo de Lima. Lo del TIAR se ha archivado. Colombia ha tenido que recoger sus bártulos, sus paramilitares, sus narcos y sicarios desde el terreno de la frontera e ir más bien planteando una estrategia diferente en su guerra contra Venezuela.

Lo del PARO NACIONAL en Colombia del día 21 de noviembre ha sido un pavoroso golpe cochinero a la política miserable de acoso a Venezuela. Estados Unidos tratará de recomponer sus fuerzas de momento totalmente destrozadas. Queda lo de Bolivia en un vilo espantoso.

El triunfo definitivo de Venezuela en el aspecto económico será el mayor revés en el mundo de la política gringa. Porque no hay ninguna duda de que los bloqueos y las sanciones gringas funcionan y son terribles para aquel país que las sufre. Ahí está el caso peligroso de lo que está pasando en Irán. Pero el Presidente Maduro ha sabido llevar esta nave contra todos los huracanes, contra los augurios nefastos de los malditos pájaros de mal agüero. VENCEREMOS, CARAJO!

510 total views, 3 views today