UN JARDIN DE CULTURA, POESIA, LIBROS EN TIEMPOS DE SEQUIA EN PROVINCIA DE PETORCA.

Lo único que va quedando en pie en esta provincia es la Feria del libro de La Ligua, comuna capital de esta provincia, que hace parte del patio trasero de la quinta región, tan cerca de la cordillera y del mar y tan abandonada por la gobernanza, esta feria tiene su origen en personas que hace tiempo pensaron en juntar a escritores y editoriales en un punto que es la plaza de la Ligua, organizado por el Rotary Club local, financiados por empresas y pequeñas organizaciones poetisas y de escritores, como es el caso de la recién formada agrupación El Molino y las palabras, con sede en el restaurante El Parrón, la misma sala donde se juntaba Jorge Teilleir con sus amigos a degustar los moscos locales, se les decía los cañeros, porque tomaban en vasos grande los tintolios de otra época.
El Molino, es por un molino que funciono desde los tiempos de la Quintrala hasta tiempos recientes y las palabras, es como un grito de esperanzas para hacer y entregar cultura, pasaron por ese escenario destacados escritores del país, otros no tan conocidos, y en mi caso primera vez que me presento ahí, asistió un numero importante de compañeros y amigos a acompañarme, ahí presente mi libro “50 años después del golpe cívico militar en la provincia e Petorca” donde repaso en 150 páginas, lo pasado, lo vivido, lo sufrido por aquí, hablo del Doctor Allende, de los primeros luchadores, de Tamara que venia a visitarnos, de reforma agraria, de cordones industriales, de las Jap, del ministerio civicomilitar Prats-Millas, de los 6 asesinados de Cabildo, de los muertos en Petorca y de los 8 asesinados y enterrados en el cementerio de Chincolco.
Hablo en ese libro de esperanzas, luchas, como la fuga de la cárcel por patriotas convertidos en héroes por el pueblo, también de las traiciones de los partidos, me alejo en la escritura hacia la cordillera de los andes, pasando luchadores para argentina y para Chile por los pasos secretos de esta provincia, se dice que pasaba por estos pasos el guerrillero Manuel Rodríguez.
Ahora nos queda continuar y pasar a otros ciclos para sembrar cultura, tan necesaria para construir algo nuevo y liberar este país cautivo por los capitales, no olvidemos que la cultura, la poesía y el canto catapulto al compañero Allende a la Moneda, en este frente estamos demasiado bajo, el frente cultural no debe olvidarse y se debe construir, más hoy que nunca estuvimos más bajo como movimientos de liberación.
Este libro lo pueden solicitar por aqui se envía a todo Chile y al extranjero, como siempre lo hago un libro debe dar para escribir otro y ayudar a otros en lo que se pueda, se trata de crear redes de apoyo y darle vida a la cultura popular, comprometida y liberadora.
La Feria de Ligua es importante, es el reflejo de todas las corrientes que se expresan, pero del mundo popular estamos lejos de ponernos a las alturas en el país.
Ojalá un día se forme una agrupación nacional y se ponga a luchas con los trabajadores y juventud y comenzar a soñar en otro mundo.
Fraternales saludos.

Loading