Siete chilenos adoptados irregularmente durante la dictadura se reencontraron con sus familias

Un emotivo momento se vivió el domingo pasado en el Aeropuerto de Santiago de Chile, cuando siete pasajeros estadounidenses -que fueron adoptados de manera irregular durante la dictadura de Augusto Pinochet– se reencontraron con sus familias biológicas, más de 30 años después de su separación.

La fundación Connecting Roots fue la encargada de gestionar el encuentro entre las personas secuestradas y sus familiares. El vicepresidente de la organización, Juan Luis Insunza, se encargó de establecer las filiciaciones y fue quien acompañó a las personas adoptadas desde Estados Unidos hacia Chile, para el reencuentro.

En el aeropuerto, el referente de la fundación explicó la magnitud del problema de las adopciones irregulares en Chile, donde más de 20.000 niños fueron separados de sus madres durante la dictadura militar entre 1973 y 1989.

“Estos procesos ilegales se hicieron sistemáticamente durante la dictadura militar en Chile. En todos los casos a través de engaños y falsificaciones, donde a las madres se les decía que sus hijos habían fallecido al nacer o en el hospital”, detalló Insunza.

En este sentido explicó que en muchos casos, las familias adoptantes desconocían la verdadera naturaleza del proceso de adopción, creyendo que estaban participando en un proceso legal y legítimo.

Es por eso que, según lo relatado, el evento simbolizó un reencuentro múltiple para aquellos que fueron engañados sobre el destino de sus hijos al momento del nacimiento. “Hoy prácticamente esos bebés vuelven a nacer”, sintetizó Insunza.

Una de las personas adoptadas irregularmente, que viajó para reunirse con su familia aseguró que se trataba de un hecho “único” “Estoy muy feliz de finalmente conocer a mi familia”, compartió entre lágrimas.

El encuentro representó un paso significativo hacia la justicia y la reconciliación para las víctimas de adopciones irregulares en Chile, así como para aquellos en otras partes de Latinoamérica que fueron afectados por prácticas similares durante períodos de dictadura.

Loading