Perú ante una posibilidad histórica

Por Oscar Rotundo*
Cuando culmine el acto electoral de este domingo 6 de junio, la realidad del Perú en cuanto a sus aspiraciones y posibilidades será otra.

El resultado electoral configurará un nuevo escenario en la lucha del pueblo peruano por lograr una transformación en su nivel de vida, situación que reviste una importancia fundamental ante el avance desbordado de la pandemia de coronavirus y el descalabro del sistema capitalista a escala planetaria que ha profundizado la brecha entre ricos y pobres, empujando a estos últimos a una situación de vulnerabilidad insoportable.

Si gana el maestro Pedro Castillo, la renovación institucional permitirá que la presencia del estado auxilie a la mayoría de los ciudadanos olvidados y excluidos por las clases poderosa que utilizan la democracia formal para continuar con el saqueo “legal” de los bienes del país.

Cierre de campaña de Pedro Castillo en Lima

Pedro Castillo propone romper el pacto neoliberal con el que han gobernado las élites y los testaferros del imperialismo, volviendo a recuperar los recursos energéticos para los peruanos, convocando a un referéndum para una reforma constitucional que represente la soberanía popular y ponga freno a tantos años de corrupción y de injusticia.

Sus propuestas de redistribución de la riqueza y garantía de derechos están contempladas en los planteamientos que realizara el Papa Francisco, junto a otros grandes líderes mundiales que entienden y asumen la gravedad de la situación y coinciden en que este momento es un momento indispensable para la solidaridad y la complementariedad en el marco de la multipolaridad.

Los gobiernos neoliberales que se han alternado en el poder, entre escandalo y vacancia, han sumido a más del 30% de la nación bajo la línea de la pobreza y provocado que millones de trabajadores y trabajadoras queden desempleados o sean explotados en la informalidad.

Un sistema de gobierno caduco y asfixiados por las privatizaciones y negociados ha hecho que el acceso a un derecho básico como la salud hoy presente más de 180 mil muertes por Covid-19, transformando al país en el que más muertes tiene por millón de habitantes.

Para llegar a esta elección la juventud y el pueblo peruano debieron sortear la represión de un régimen que pretende mantenerse en el poder

Los mismos políticos que hoy se llenan la boca de democracia y libertad han propiciado el quiebre del sistema político. La corrupción ha permeado los poderes Legislativo y Judicial haciendo que no escapen del descrédito que durante años ha salpicado al Poder Ejecutivo.

Alberto Fujimori (1990-2000), que manipulo hasta lograr una nueva constitución, preso por crímenes de lesa humanidad, su sucesor Alejandro Toledo (2001-2006), procesado por hechos de corrupción y prófugo en Estados Unidos, país que lo ha enjuiciado y en el cual se encuentra en arresto domiciliario, Alan García (2006-2011), quien se suicidó por estar involucrado en hechos de corrupción; Ollanta Humala (2011-2016), con prisión preventiva por hechos de corrupción, Pedro Pablo Kuczynski (2016-2018), forzado a renunciar a su cargo por hechos de corrupción; Martín Vizcarra (2018 -2020), destituido por sobornos, Manuel Merino (10 de noviembre de 2020-15 de noviembre de 2020), sacado por la presión popular en las calles, por haberse complotado para tomar el poder por la fuerza.

En este marco aparece la figura de Pedro Castillo, un docente-decente, que pretende ser el David que derrumbe al Goliat de la inoperancia antipopular y antipatriótica de la clase política inescrupulosa del establecimiento peruano.

¿A quién enfrenta Castillo?

En este balotaje electoral del domingo 6 de junio, su adversaria será la hija del ex mandatario, Alberto Fujimori, Keiko Fujimori representante de lo más rancio del modelo neoliberal del Perú, quien de no ser elegida presidenta seguramente comparta el destino de su padre ya que se encuentra procesada como jefa de una organización criminal, casusa por la que la fiscalía ha pedido 30 años de prisión.

La candidata del continuismo

Cómo será la crisis de representatividad que tiene la clase política peruana, que para pretender enfrentar a la corrupción no tiene a otra figura, que no sea una procesada por corrupción.

Claro, pero Castillo no solo tendrá que enfrentar a esta Marioneta desprolija de la partidocracia peruana, también deberá enfrentarse al sofisticado aparato que conforman los multimedios de desinformación y a las encuestadoras mercenarias de los grandes capitales que cuentan con fogueados asesores como los J.J. Rendon o los Duran Barba que hacen malabares para lavarle la cara al más connotado mafioso.

En el proceso de escrutinio peruano hay tres etapas que pueden generarán mucho ruido este domingo:

1. Primero se sabrán los resultados de los departamentos y provincias más cercanas (donde saldrá ganadora la señora KF).

2. Después se sabrán los resultados de la sierra, el sur y la amazonia (donde PC ganara).

3. El martes se sabrán los resultados de los votos de los peruanos habilitados en Argentina, Chile, USA, Paraguay, y otros países, que juntos expresan al 4 % del padrón electoral.

Ante una elección reñida, los peruanos residentes en el exterior pueden hacer la diferencia.

Un detalle que no hay que perder de vista es que en el sistema electoral peruano no se conservan las papeletas de las urnas una vez realizado el conteo mesa por mesa y unificado en el Centro de Votación, se pasan los resultados a un Acta (con la presencia de los Fiscales de los partidos) se firma, y se queman los votos. Es decir: “Acta mata voto”. Si llegara a haber sospechas de algún tipo, no existe la posibilidad del recuento de votos.

Pedro Castillo tendrá que garantizar sus votos frente al aparato del fujimorismo que tiene presencia en la mayoría de los centros de votación con sus propios Fiscales (llamados Personeros) en las ciudades de mayor concentración electoral, su fuerte se encuentra en la sierra y en el sur de Perú.

El proceso cierra a las 19 horas y el organismo electoral (ONPE) dará su primer comunicado a las 23:30 horas, si bien las “empresas serias” se comprometieron a no publicar resultados, los observadores internacionales podrán acceder al Conteo Rápido, en 12 provincias, eso puede dar una pauta del resultado, pero muchos analistas y observadores internacionales hacen hincapié en el voto del exterior para dirimir la contienda.

Más allá de la instancia electoral y sea cual sea el resultado, el pueblo peruano seguirá construyendo su destino en las calles y los campos del país, porque, a mi entender, y como bien lo expresa el escritor Boaventura de Souza Santos, “el fin del neoliberalismo será violento” sea donde sea que se exprese.

Notas:

*Analista del equipo político de Periodismo Internacional Alternativo PIA Global

fuente: https://noticiaspia.com/peru-ante-una-posibilidad-historica/

 532 total views,  6 views today