Libertad inmediata y sin condiciones a todxs lxs Presxs Políticxs

La prisión política ha sido parte de la historia de lucha del Movimiento Popular, no es un proceso fácil de llevar, pero es la consecuencia y voluntad de aquellxs que quieren el bienestar de sus pueblos. Esta situación requiere de organización y disciplina de lxs propxs prisionerxs, de sus familiares y de las fuerzas políticas y populares.

Las fuerzas populares se verán enfrentadas a múltiples situaciones complejas a resolver, ante las cuales, la solidaridad social, política nacional e internacional juegan un papel clave y decidor. Hay que volcar las simpatías de la gente hacia nuestrxs compañerxs.

La primera tarea es lograr que al interior de los penales se generen las mejores condiciones posibles de sobrevivencia, para que la preocupación fundamental de lxs   prisionerxs políticxs esté centrada en la lucha por su libertad y la resistencia ante las permanentes embestidas represivas y de persecución de gendarmería. Lo dicho implica, que no falten la comunicación con sus familiares y también con sus organizaciones, la defensa jurídica, la alimentación, el abrigo y atención médica. Hay que evitar que la cárcel sea de preocupación solo por la sobrevivencia y que además deban cargar solxs lxs prisionerxs políticxs.

Otra situación a prever, es que gendarmería, que a pesar de pertenecer a la función pública y no pertenecer a las fuerzas armadas y de orden, actúan de manera brutal contra todos y todas las personas que son detenidas por el estado por distintos motivos, tanto Presxs Políticxs, como presxs sociales. La mayoría de las veces tratarán de generar conflictos en contra de lxs PP. Y ante las demandas que por distintos motivos levanten nuestrxs compañerxs, tomarán medidas contra todxs lxs presxs, culpando de las situaciones a nuestras hermanas y hermanos. Muchas veces lxs funcionarixs y la institución se prestan para que los aparatos de inteligencia funcionen al interior de los penales, apaleos, vigilancias dirigidas, micrófonos, etc, etc. También se verán enfrentados a las molestias y vejámenes a la que son sometidos los familiares y amigos cada vez que concurren al recinto a dejar necesidades extras: como ropa y comida (encomiendas), que permitan complementar la mala calidad de la alimentación. Gendarmería es una maquinaria de represión permanente que castiga de distintas formas a los encarcelados. Es la venganza del sistema contra los luchadores.

La historia nos demuestra que ante estas situaciones de conflicto y represión, para las fuerzas populares y revolucionarias no puede existir ninguna otra consigna posible, que no sea la “Libertad Inmediata y sin Condiciones de Todxs lxs presxs políticxs”.

La lucha en este ámbito debe ser la libertad de lxs luchadorxs sin ninguna clase de condicionamiento ni titubeos. Debemos exigir que el estado levante todas las querellas por ley de seguridad del estado y libere a lxs PP. Sería insólito que las organizaciones populares y revolucionarias condicionaran la libertad de lxs presxs políticxs a algún tipo de ley, que los haga asumir y reconocer alguna conducta de carácter delictivo en la lucha por los cambios. No debemos dejar en el imaginario social, que pueden ser liberados gracias a la buena voluntad institucional (congreso), a “individuxs que han cometido delitos” (luchar contra el sistema), con la condición que nunca más vuelvan a cometerlos, dicho de otra manera, que no osen levantarse nuevamente contra la institucionalidad. ¿Porque las fuerzas populares deberíamos condicionar lo que en justicia merecen todos lxs presxs políticxs  que es la libertad sin condiciones?.

También se debe comprender los intereses sentimentales y emocionales que legítimamente tienen sus familiares, es comprensible que hagan e intenten todo lo que esté a su alcance para volver a tener a unx de lxs suyxs en plena libertad. Pero debe haber claridad que ningunx de lxs compañerxs están en prisión por ser familiar, están encarceladxs por haber puesto sus voluntades al servicio de una lucha colectiva en beneficio de todos los pueblos en Chile. Entonces, con todas las acciones de las organizaciones populares y sociales se van creando condiciones para acrecentar la solidaridad, nacional e internacional que harán cada vez más potente la demanda de libertad inmediata y sin condiciones de lxs PP,  la condición sine qnon, es que podamos comprender y establecer como la lucha política que es. Si individualizamos la consigna y buscamos soluciones de manera particular y además hacemos diferencias entre ellos, perdemos.

Incluso lxs Presxs Políticxs deben asumir que su lucha no es individual, no es particular, esta inmersa en el conjunto de demandas que levantan los pueblos contra el opresxr, es por esto que todo intento de individualismo y victimización de nuestrxs compañerxs encarceladxs, quita la dignidad de ellos, pero por sobre todo, la de la lucha. Jamás los estados han reconocidos la condición de lxs Presxs Políticxs, nos tratan de delincuentes, terroristas, narcotraficantes o simplemente lumpen. Lo que necesitamos es que las organizaciones populares, políticas y sociales, sean las que reconozcan a lxs luchadorxs sociales y populares. Va a depender de que éstas sean capaces de levantar la demanda de libertad con fuerza, para obtener el apoyo de la comunidad internacional.

La idea fundamental de algunos proyectos de ley es dar por terminado “oficialmente” cualquier atisbo de levantamiento popular y la continuación de su lucha en las calles. Esta es la idea de la “justicia transicional”: “que ya terminada la lucha, la revuelta, la rebelión o conflicto, lxs vencedorxs (lease institucionalidad), perdonan a nuestrxs hermanxs encarceladxs”. Hay iniciativas que también buscan dejar en manos de la “burocracia institucional” la solución del “problema presxs políticxs”, intentando imponer que ya no se necesita la lucha porque la solución estaría en sus manos. Remplazan el protagonismo popular por sus instancias burocráticas

Si pensamos que en las movilizaciones callejeras el tema de los presos políticos, ha jugado un papel importante, sobre todo en el último tiempo, podemos entonces entender que las operaciones que se han montado, es con el fin de dividir, criminalizar y desmovilizar esta herramienta de lucha.

Lxs Rodriguistas apoyamos con todas nuestras sencillas capacidades la campaña “ni un día+ en la cárcel”. Creemos que las voluntades que se han logrado organizar en esta coordinación han logrado visibilizar a nivel nacional e internacional la problemática de la prisión política. Instamos a todas nuestras hermanas y hermanos a incorporarse a este importante lucha, con todas las ganas y voluntad que siempre están a disposición de las luchas de nuestros pueblos.

Libertad inmediata y sin condiciones a todxs lxs Presxs Políticxs

 472 total views,  2 views today