Gobierno estadounidense autoriza a Ucrania a atacar instalación nuclear de Rusia

Cualquier ataque al esencial sistema nuclear de primera alerta de Rusia proporciona una justificación para una represalia de ese orden, señala la doctrina militar de Moscú.

Estados Unidos autorizó el jueves pasado al ejército de Ucrania a atacar con drones un elemento clave del escudo nuclear de Rusia.

Según confirmaron las imágenes de satélite, múltiples drones dañaron de manera grave un sitio de radar estratégico de alerta temprana ruso en el extremo suroeste del país.

Los medios de comunicación occidentales censuraron cualquier cobertura del incidente, cuando debió aparecer de forma destacada en los titulares de la prensa.

De acuerdo con la doctrina militar rusa, cualquier ataque al esencial sistema nuclear de primera alerta de Rusia proporciona una justificación para una represalia de ese orden.

Conforme a la edición digital Observatorio crisis, la frustración de Washington por el desempeño de Ucrania en el campo de batalla precipitó un cambio dramático en su política ahora la cual incluye provocaciones de alto riesgo destinadas a desencadenar una reacción conducente a una intervención directa de la OTAN.

Todo parece indicar, apunta el medio, que la administración Biden llegó a la conclusión que no puede prevalecer en Ucrania sin la participación de la OTAN. 

Con ese fin, Estados Unidos (por medio de sus representantes en Ucrania) podría lanzar ataques cada vez más letales en territorio ruso, lo cual obligará a Moscú a responder de la misma manera.

A criterio de la prensa rusa, existen preocupaciones sobre cómo esto podría afectar la capacidad de la red general de alerta estratégica del país para evaluar amenazas potenciales y eliminar falsos positivos debido a la posible pérdida de cobertura superpuesta en ciertas áreas.

El plan para atacar las instalaciones fue creado y autorizado al más alto nivel del gobierno, tal vez por el propio presidente Biden, porque ningún oficial de bajo rango arriesgaría su carrera y un posible consejo de guerra en una empresa tan audaz y potencialmente catastrófica, señaló Observatorio de crisis.

Loading