Gabinete de guerra conduce a “Israel” al abismo

El mayor general de reserva del ejército de ocupación israelí, Yitzhak Brik, señaló con claridad la imposibilidad del ejército israelí de ganar la confrontación armada contra Hamas y Hizbullah.

El actual gabinete de guerra conduce a “Israel” al abismo, subrayó el mayor general de reserva del ejército de ocupación israelí, Yitzhak Brik.

Según un artículo de su autoría publicado en el diario Jerusalem Post, Brik señaló con claridad la imposibilidad del ejército israelí de ganar la confrontación armada contra Hamas y Hizbullah.

En su opinión, la conclusión no es porque “Israel” no quiera ganar la guerra, simplemente no puede.

Hoy el ejército es débil, no tiene su capacidad para hacerlo, y la situación empeora a medida que transcurren los días, señaló.

De acuerdo con Brik, las fuerzas israelíes transitan hacia un colapso interno y el gabinete de guerra está negado a asumir su responsabilidad e insiste en la agresión a cualquier precio para mantener sus posiciones políticas.

El fracaso sufrido por “Israel” y la continuación de la guerra sin un pensamiento racional son reflejos de un eventual colapso, añadió Brik.

A juicio del experto, la guerra ya no es sólo contra Hamas en Gaza porque ya existe un conflicto de baja intensidad con Hizbullah, y ello empuja al mundo ilustrado a romper sus relaciones con “Israel” y a dar un golpe al proceso de normalización en los países árabes.

El analista enfatizó la necesidad de reconstruir el ejército de manera inmediata y prepararlo para hacer frente a futuras guerras regionales, incluidas aquellas cuya intensidad aumentan por miles en comparación con el conflicto con Gaza y constituyen una amenaza real a la existencia de “Israel”.

A criterio del editorial del periódico Haaretz, el comportamiento animal en “Israel” no está limitado a las fronteras,  ni a los asentamientos y puestos de avanzada, sino queda extendido en todas direcciones y penetra de forma aterradora en las filas del ejército israelí, el Knesset y el gobierno.

Si “Israel” no actúa para devolver a los extremistas a sus fronteras, el colapso de la entidad de ocupación será cuestión de tiempo porque la cuenta regresiva comenzó, indicó el análisis.

Por su lado, una encuesta de opinión realizada por Maariv mostró una disminución de la popularidad del Likud en el contexto de la escalada en el norte y el anuncio del ejército sobre la muerte de cuatro prisioneros en Gaza.

El estudio indicó el fortalecimiento del Partido de la Unidad Nacional, encabezado por Benny Gantz, en dos escaños (25 en la encuesta anterior), mientras el Likud, dirigido por el primer ministro Benjamín Netanyahu, disminuyó a 20 de 22.

Loading