El renacimiento de la alianza Rusia-Corea del Norte

Por Artyom Lukin*- La «operación militar especial» de Moscú en Ucrania ha dado paso a una nueva realidad geopolítica. El Kremlin y la República Popular Democrática de Corea (RPDC) pueden volverse cada vez más cercanos, tal vez incluso hasta el punto de resucitar la cuasi-alianza que existió durante la Guerra Fría.

Desde el comienzo de la crisis de Ucrania, Pyongyang ha apoyado inequívocamente a Moscú. La RPDC estuvo entre los cinco países que votaron en contra de la resolución de la Asamblea General de la ONU que exige la retirada de Rusia de Ucrania. Pyongyang ha expresado repetidamente su apoyo a las acciones de Rusia, culpando de la crisis de Ucrania a Estados Unidos, la OTAN y Kiev .

Aparte de Rusia, Siria y Corea del Norte son los únicos estados miembros de la ONU que reconocen las repúblicas patrocinadas por Rusia de Donetsk y Lugansk. En represalia, Kyiv rompió relaciones diplomáticas con Pyongyang, pero los lazos no eran sustanciales de todos modos. Los aliados occidentales de Kyiv tampoco eran motivo de preocupación para la RPDC, ya que Occidente apenas tiene sanciones que imponer a Corea del Norte.

La RPDC es también el único estado miembro de la ONU que ha reconocido los referéndums respaldados por Moscú en Donetsk, Lugansk, Kherson y Zaporizhzhia. Pyongyang rápidamente respaldó los referéndums , afirmando que una «abrumadora mayoría de los votantes apoyaba la integración en Rusia». Dado que estos movimientos son en su mayoría simbólicos, no está claro si Pyongyang está dispuesto y es capaz de brindar apoyo militar a Rusia.

Circulaban especulaciones entre los expertos y los medios de comunicación sobre el envío de hasta 100.000 soldados de Corea del Norte a Ucrania, pero el Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia lo rechazó. Corea del Norte ha enviado tropas en misiones de combate en el extranjero antes, pero esos eran contingentes limitados. Para marcar la diferencia en Ucrania, Pyongyang necesitaría enviar decenas de miles de tropas.

Es poco probable que Corea del Norte envíe a sus soldados al conflicto armado más intenso de Europa desde la Segunda Guerra Mundial. Aparte del riesgo de incurrir en un gran número de bajas, existen desafíos de interoperabilidad con las fuerzas rusas debido a la barrera del idioma y la ausencia de entrenamiento conjunto. Además, la ‘movilización parcial’ de Rusia, ordenada por el presidente Vladimir Putin a fines de septiembre de 2022, parece obviar la necesidad de tropas extranjeras.

Otra contribución militar hipotética de la RPDC es el suministro de armas. Corea del Norte tiene vastas reservas de municiones y una enorme industria armamentística. Muchas de sus armas se basan en los estándares soviéticos, por lo que las municiones de Pyongyang podrían ser compatibles con las armas rusas.

Si Pakistán, como alegan algunos informes, envía municiones a Ucrania y Corea del Sur suministra equipos a Polonia, entonces quizás la RPDC podría vender armas a Rusia. El Pentágono afirma que Rusia se ha acercado a Corea del Norte en busca de municiones, pero hasta el momento no se han proporcionado pruebas. El enviado de Rusia ante la ONU calificó la afirmación de «falsa», mientras que Pyongyang negó los «comentarios imprudentes» de Washington .

Si bien los acuerdos militares entre Rusia y la RPDC parecen bastante hipotéticos, la reanudación del comercio es más realista ya que los dos países comparten una frontera terrestre y tienen una larga historia de colaboración económica. Pero la relación enfrentará las mismas limitaciones que inhibieron su crecimiento antes de la pandemia de COVID-19: Corea del Norte carece del efectivo y los productos de alta tecnología que Rusia quiere.

La mano de obra es quizás el único recurso que Corea del Norte puede compartir con Rusia. La Unión Soviética, y más tarde Rusia, solía importar muchos trabajadores norcoreanos. Los funcionarios rusos han considerado reanudar las importaciones de mano de obra de la RPDC, incluso a pesar de la prohibición de la práctica por parte del Consejo de Seguridad de la ONU.

El viceprimer ministro Marat Khusnullin, que supervisa la industria de la construcción de Rusia, dijo que las autoridades rusas están «trabajando en arreglos políticos» para emplear mano de obra norcoreana. Entre 20.000 y 50.000 trabajadores de la RPDC pueden ser invitados a Rusia, principalmente para desarrollar infraestructura en el Lejano Oriente ruso .

Aún así, la relación económica entre Rusia y Corea del Norte ha permanecido congelada desde principios de 2020 cuando Pyongyang suspendió los enlaces de transporte directo debido a COVID-19 . Había expectativas de que la ruta de tráfico ferroviario Khasan-Rajin pudiera reanudarse en septiembre de 2022, pero hasta ahora Corea del Norte ha mantenido cerrada su frontera con Rusia.

Los acontecimientos que se desarrollan desde el 24 de febrero de 2022 han cambiado el cálculo de Moscú hacia Pyongyang. Mientras Rusia se encuentra en una lucha existencial con Occidente por Ucrania, la importancia de la RPDC ha aumentado como uno de los pocos países dispuestos a asociarse con el Kremlin para contrarrestar a Estados Unidos.

Al mismo tiempo, la importancia de la desnuclearización de la península de Corea ha disminuido para Rusia. Es posible que el cumplimiento de las sanciones impuestas a la RPDC ya no sea la política de Rusia porque Rusia también es objeto de sanciones iniciadas por EE. UU. y la UE.

Moscú y Pyongyang pueden estar a punto de restablecer la alianza de la Guerra Fría que se deshizo cuando cayó la Unión Soviética. Pero es probable que se trate de una alineación estratégica más que de una alianza formal. Habiendo obtenido la capacidad de disuasión nuclear , Pyongyang ya no necesita los compromisos de defensa de Moscú.

Además, la entente Moscú-Pyongyang se anidará dentro de la alineación trilateral liderada por Beijing de China, Rusia y la RPDC. Aún no se ha determinado cómo operará esta alineación trilateral, pero un bloque entre China, Rusia y Corea del Norte tendrá un impacto profundo en el equilibrio de poder en el noreste de Asia.

*Artículo publicado originalmente en 38 Noth.

Artyom Lukin es profesor asociado en el Instituto Oriental – Escuela de Estudios Regionales e Internacionales, Universidad Federal del Lejano Oriente, Vladivostok.

 452 total views,  2 views today