Cuatro minutos y la “comunidad internacional de ellos mismos”

Cuatro minutos es el lapso de tiempo, que les toma a las armas hipersónicas portadoras de bombas nucleares, disparadas desde la frontera de Ucrania con Rusia, caer en el Kremlin y convertir al mundo en infierno. Tan solo 240 segundos, los EEUU y la OTAN necesitan, para pulverizar Moscú, si Ucrania hubiese ingresado a la OTAN. Esta es la causa, por la que el miedo tomó por asalto a la Federación de Rusia, porqué deja a Moscú sin tiempo, para reaccionar y poder dar respuesta a la muy probable agresión.

Ni siquiera las alarmas de la ciudad sonarían. Después de esos cuatro minutos, la ciudad estaría devastada y su gente muerta. Este es el trágico escenario, que se daría en caso de que los EEUU de nuevo hagan utilización de armas de destrucción masiva, como lo hicieron en Hiroshima y Nagasaki. Tienen experiencia, ya han asesinado en dos ocasiones de golpe y porrazo, en instantes de segundo a cerca de 200 000 mil personas. Nada asegura, que los EEUU no golpeen ahora con bombas miles de veces más potentes.

Con Ucrania en la OTAN el equilibrio militar entre las potencias nucleares, hasta ahora vigente, se esfuma y la balanza de fuerzas queda a favor de los EEUU y la “comunidad internacional de ellos mismos” con su OTAN.

La respuesta, tanto advertida como inadmisible de la Federación Rusa, que tomó la iniciativa y se adelantó a los EEUU y la OTAN en una acción militar sin precedentes, aniquilando en un par de días a toda la infraestructura militar de Ucrania. Guerrean ubicando a sus fuerzas en medio o detrás de la población civil, utilizándoles como escudos humanos.

Cuando la “Operación Especial” de la Federación de Rusia aún no cumplía un par de días, “desmilitarizando y desnazificando” Ucrania, la “comunidad internacional de ellos mismos”, con sus políticos, sus millonarios y generales, más estaciones de televisiones, YouTubes, Googles, Facebookes y toda la sarta de trastornados y obnubilados en un momento de lucides, se iluminaron y tomaron la brillante decisión de enviar armas a Ucrania, para lograr la paz. Insólito y nuevo método, para lograr la paz.

Así, entonces, siguiendo la lógica de los lucidos y sensatos de la “comunidad internacional de ellos mismos”, de ahora en adelante, los tanques de los carros de bomberos se llenarán de gasolina, para apagar incendios.

La “comunidad internacional de ellos mismos” aparte de congelar a Rusia, llenarla de sanciones, maldecirla, pintarla de maléfica, execrable e infame y hasta el punto, que la “comunidad internacional de ellos mismos”, enojada, con lágrimas en los ojos con ataques múltiples y simultáneos de histeria, gritando, pataleando y pateando el suelo, tomó la pelota y se la llevó y le dijo a Rusia: No juego más al futbol contigo.

El basta de Rusia a la “comunidad de ellos mismos” es significativo y concluyente, puesto que con ese basta, la correlación de fuerzas cambió y cambió, para siempre. Al matón del barrio le plantaron cara, le dieron un par de charchazos, quedó, rezongando, pataleando y entre sollozos se le escapan lágrimas de impotencia.

Los EEUU y su arrogante OTAN encontraron a la “horma de su zapato”, un rival de gran calibre, que les enfrenta. El “párale”, que la Federación de Rusia le hizo a la OTAN con la “Operación Especial” en Ucrania, la dejó media turuleca, solo media, porqué si se va al suelo nocauteada, el equilibrio, que todos queremos y se necesita en el mundo, se perdería y esa no es la intención de Rusia, el objetivo de Rusia es vivir en Paz y tranquilidad, pero en un mundo diferente al de hace unos cuantos días atrás.

La “comunidad internacional de ellos mismos” vociferó que expulsará a Rusia del sistema financiero SWIFT. Pero hasta por ahí nomas, porque solo expulsaron a algunos cuantos bancos. Aíslan a Rusia del sistema SWIFT, pero sin aislarla. Definitivamente no pueden ni se atreven sancionar a Rusia del todo. Puesto que se produciría un efecto bumerang en las economías de la “comunidad internacional de ellos” y también en las del resto del mundo.

EEUU y la UE, a pesar de imponer sanciones a Rusia, le sigue comprando gas y petróleo y lo pagan con el mismo sistema SWIFT del que Rusia fue expulsada. La máxima que dice, que el capital no tiene patria ni fronteras, es una verdad comprobada. Todas esas bravuconadas de las sanciones están diseñadas, para la galería.

La “Operación Especial” en Ucrania abrió una nueva página en la historia de las relaciones políticas, económicas y militares en el mundo. Revela, que un “Nuevo Orden Mundial” está a la vuelta de la esquina y que de seguro dejará de ser unipolar.

La manipulación a través de todos los medios de información es una de las mejores manera de engañar a la población, manteniéndola solo con la información, que ellos, los de la “comunidad internacional de ellos mismos ” emiten y divulgan. La hipocresía, el doble discurso y la desinformación está a la orden del día. No existe el debate, la “otra” opinión, la del resto de los mortales, está borrada, perseguida en todos los medios sociales, públicos y privados. La única verdad válida y legal es la verdad de la “comunidad internacional de ellos”. ¡La verdad de la democracia y la libertad!, que los EEUU y la OTAN han llevado a Irak, Siria, Afganistán, Libia, etc.

Para entender un tanto la idiosincrasia del pueblo ruso y sus lideres, es necesario conocer un poco de su historia y sus peculiaridades, que la “comunidad internacional de ellos mismos” debiera reestudiar y aceptar a ese pueblo tal como es y con todas sus características, tal cual se acepta a cualquier pueblo del mundo. Se trata de aproximarse a comprender el concepto, fundamentos y principios de las Líneas Rojas y los Cuatro Minutos. Interpretar de manera correcta su autodefinición como pueblo, que manifiesta, que son una “civilización propia”, hasta incluso muchos la declaran diferente a la europea, llegando Putin a exponer que “ Rusia es un país muy especial y no importa que tanto intente Occidente que nos parezcamos a ellos y todo eso que dicen de democracia y valores y tal…… es en vano porque es un país distinto con valores y principios diferentes”.

El pueblo ruso se siente cómodo con lideres fuertes y por más que EEUU y la “comunidad internacional de ellos” hagan lo posible, para someter a Rusia, la historia de Rusia indica, que al llamado de su “Madre Patria”, siempre se levantaron, para defenderla. Han sido capaces de quemar sus ciudades y campos con tal de no dejar nada, que sirva a los agresores. El costo humano y material que pagaron en su historia por cada triunfo es lo que también define su línea de acción contemporánea por la Paz.

Los lideres y el pueblo de Rusia no quieren más sufrimiento, ni que a punta de misiles disparados por la OTAN desde su frontera con Ucrania les hagan retroceder cien años en el tiempo. ¿Es tan difícil entender eso? No, los EEUU y la OTAN lo comprenden a la perfección, pero su interés está en tensar la situación, para debilitar a Rusia y detener su desarrollo. Hasta este mismo momento, les está saliendo el tiro por la culata.

Aquí van algunas fechas de sucesos de los momentos álgidos, en que Rusia se defendió del enemigo, tanto con las armas como con la diplomacia.

El Ejercito de Rusia en el año 1709 destruyó en Poltava al poderosísimo Ejército invasor sueco, que marchaba a tomar Moscú. El ejército ruso utilizó la táctica militar de “tierra quemada” e incendió y destruyó todo lo que pudiera servir al ejército enemigo.

En el año 1812 derrotaron y humillaron al mismísimo Napoleón y su “La Grande Armée”, el Ejército Imperial Francés, la fuerza militar multinacional más grande en ese entonces. De 600.000 soldados, que invadieron y llegaron a Moscú, 400.000 no volvieron a casa. Los rusos incendiaron Moscú.

En el año 1918, el Gobierno Bolchevique de Rusia firmo el tratado de Paz de Brest-Litovsk, que pone fin a su participación en la Primera Guerra Mundial. Rusia perdió muchos territorios, pero lo trascendente es que la Paz firmada, permitió a Rusia y a la Revolución Bolchevique sobrevivir.

En el año 1945 el Ejército Rojo venció al poderoso ejército nazi, que incluso llegó a estar a las puertas de Moscú. Murieron 28 millones de soviéticos y el país quedó devastado. El Ejército Rojo llevó el mayor peso en la liberación de Europa del nazismo.

Como político, Vladimir Putin es derechista, conservador, religioso y ferviente nacionalista, defensor del sistema capitalista de producción. A su haber tiene el decoro de no haber entregado su país al capital extranjero, al contrario lo recuperó del remate de sus bienes, que hizo el “comunista” Boris Yeltsin.

Putin no es ningún representante de la Clase Trabajadora, menos es un estandarte de la democracia y del Poder Popular, es un capitalista, seguramente multimillonario, que bajo su liderazgo, profundizó y aceleró la creación del Estado de Bienestar en Rusia, “en la medida de lo posible”. Desarrolló de tal modo al país, que lo restituyó como potencia mundial.

El gran pecado de Putin es que jamás permitió, que Rusia se sometiera al poder de los EEUU y la burguesía europea. Manteniendo su independencia y soberanía a cualquier costo. El sometimiento a una fuerza o país extranjero no es aceptado por los rusos y es una de las características relevantes de ellos. Siempre se refirió a ellos de socios y en algunas circunstancias de amigos, siempre mantuvo su relación con Occidente de igual a igual y al mismo nivel. Putin cumple con su palabra y con lo que advierte, especialmente cuando se refiere a lo de no trasgredir las “Líneas Rojas”.

El Ejército Ruso al día de hoy es, justamente por el desarrollo científico-técnico y tecnológico de Rusia, el ejército más poderoso del mundo y entiéndase bien: El más poderoso del mundo por su potencial efectividad. Y valga decir, que lo logró con un presupuesto de defensa, diez veces más bajo, que el de EEUU.

Desarrolló la fabricación de nuevas armas inigualables en el mundo, tanto de defensa como de ataque. Hoy las Fuerzas Aeroespaciales de Rusia están en condiciones de cegar a la OTAN. Rusia cuenta con sistemas tan avanzados, que puede bajar todos los satélites de la OTAN, quedando esta sin acceso a su sistema de GPS. En otras palabras la organización guerrerista de los EEUU queda ciega, sorda y muda.

El poderío económico, político y militar es importante, para redefinir el Nuevo Orden Mundial y el que se dibuja es Multipolar y la hegemonía de los EEUU en el mundo ya no es más. Otro gallo está cantando y es el que nos despierta ahora.

El matón de EEUU con su OTAN y su “comunidad internacional de ellos”, antes de comenzar de manera unilateral sus bombardeos, bloqueos y sanciones a otros pueblos y países, sabe ya de antemano, que tendrá que contar con la fuerza de la Federación de Rusia y de la República Popular de China, que son fuerzas políticas, económicas y militares, iguales o superiores a la de ellos.

Tanto la clase trabajadora de Rusia como la de Ucrania no quieren ni piden guerra. Los trabajadores de Rusia y Ucrania quieren seguir viviendo en Paz.

Los culpables de este descalabro son los EEUU, la OTAN y la Unión Europea, que cercaron a la Federación de Rusia, que rodeada y todo, se mantuvo paciente, que solo cuando ya traspasaron la última “Línea Roja”, a pesar de las advertencias y colmando la paciencia de Rusia, esta contestó con su “Operación Especial”.

A los ortodoxos y cuadrados, que hacen declaraciones públicas con la hoz y el martillo en la frente y que visten camisas con logos de “Yo soy Ucrania” y de “Yo soy Zelenskij” y envían dinero a Ucrania y que además gritan fuerte entre ellos de “no a la guerra imperialista” y de “abajo Rusia, los EEUU y la OTAN”.

¿Creen verdaderamente, que Marx, Engel y Lenin iban a estar de acuerdo con la autodestrucción del ser humano?

¡Con una guerra nuclear nos vamos todos para el otro lado, todos morimos!

El Marxismo se desarrolla, si no, no sería marxismo. Adecua su método de percepción de la realidad de acuerdo a las nuevas circunstancias y al tiempo en que vivimos, para poder estar en condiciones de cambiarla. No se queda pegado en la realidad de cien años atrás. Marx, Engel y Lenin, ni en sus mas duras pesadillas imaginaron, que el ser humano iba a tener la capacidad de autodestrucción y por ende su desaparición como especie. La prioridad es la vida, solo con vida podemos “tomarnos el poder “ y construir una sociedad mejor. Si una acción previene y detiene una catástrofe, que nos lleve a la aniquilación como especie y esa acción lleva por nombre “Operación Especial” o “Guerra”, esa guerra entonces es una guerra justa, porque está salvando a la especie humana. ¿Qué tan difícil es entender eso?

¿Qué Poder la clase trabajadora se va a tomar, si esta no va a existir y a que clase va a derrocar, si la clase capitalista, va a estar bebiendo cerveza bajo sol en el infierno? ¿De qué Revolución hablaremos? Si ya el mundo no va a existir.

Pero todo también tiene su lado positivo y Fidel refiriéndose al tema de la guerra nuclear, nos entrega tareas y objetivos a conseguir:

“En una guerra nuclear el daño colateral sería la vida de la humanidad. !Tengamos el valor de proclamar que todas las armas nucleares o convencionales, todo lo que sirva para hacer guerra deben desaparecer !”

“Se trata de exigir que el mundo no sea conducido a una catástrofe nuclear, se trata de preservar la vida”.

“Pienso que nadie en el mundo desea que la especie humana desaparezca”

Aquí va un ayuda memoria del accionar y resultados de Rusia en Ucrania:

1- Rusia, se defiende del cerco que EEUU, la OTAN y la UE les tendió.

2- La “Operación Especial” define la característica de una acción preventiva de no conceder al enemigo asestar un golpe nuclear primero y a cuatro minutos del Kremlin, que exterminaría con la vida en el planeta.

3- Defiende a la población rusa, que está siendo asesinada desde hace ocho años por fuerzas nazifacistas en El Donbas.

4- Rusia, exige el cumplimiento de los Acuerdos de Minsk.

5- Su acción busca desmilitarizar y desnazificar a Ucrania.

6- Entrega un aviso contundente de que se deberá contar con Rusia, sí o sí.

7- De un día para otro el mundo cambió de unipolar a multipolar.

8- Las sanciones afectan tanto a Rusia como a EEUU y la “comunidad internacional de ellos”

Lo positivo, para los pueblos y países del mundo es que los EEUU ya no están en condiciones de imponer al mundo reglas. Le será difícil bombardear y destruir países enteros en nombre de la democracia y la libertad. Perdieron la hegemonía y tendrán que contar, que hay otros actores de peso en la arena internacional.

Para lograr la Paz es necesario dialogar y no pedir dialogo por la mañana, para que por la tarde los mismos, que piden la paz, envíen armas a Ucrania, para conseguirla. Los EEUU y la UE, juegan con fuego, ya Putin les advirtió sobre el traspaso de las Líneas Rojas. Las traspasaron y la respuesta de Rusia llegó con una guerra, que pudo haber sido evitada.

La solución, para lograr la Paz, está en permitirle a Ucrania tener estatus de país neutral, que los nazis que asesinan y bombardean en El Donbas sean destruidos y prohibidos, como asimismo Kiev ejecute los acuerdos de Minsk. Y que la OTAN deje de extenderse o desaparezca, para siempre como organización guerrerista.

Tan simple como eso.

Eduen Tapias

 1,222 total views,  2 views today