Corte Suprema colombiana ordena al gobierno disculparse por la represión.

Dante Reyes Marín.

La Corte Suprema de Justicia de Colombia ordenó al gobierno disculparse por la represión policial desatada en contra de manifestantes en las jornadas de movilización popular surgidas desde noviembre del 2019.

Fue al acoger la demanda formulada contra el Presidente de la República, los ministros de Defensa e Interior, la Alcaldía Mayor de Bogotá, el director general de la Policía Nacional, la Defensoría del Pueblo y la Procuraduría General de la Nación.

“Se infiere de lo escrutado constitucionalmente, por la comprobación de lesiones físicas a manifestantes y por la conducta de algunos agentes de la policía y en el ESMAD (Escuadrones Móviles Antidisturbios de la Policía Nacional) que, hay falencias e incapacidad en las instituciones encargadas de mantener el orden público interno, para usar, de forma racional y moderada, las armas de la República, al punto que generan un temor fundado para quienes desean manifestarse pacíficamente”, dijo la Corte en su fallo de 171 páginas.

“Una Nación que busca recuperar y construir su identidad democrática no puede ubicar a la ciudadanía que protesta legítimamente en la dialéctica amigo–enemigo; izquierda y derecha, buenos y malos, amigos de la paz y enemigos de la paz, sino como la expresión política que procura abrir espacio para el diálogo, el consenso y la reconstrucción no violenta del Estado Constitucional de Derecho”, puntualizó la Sala de Casación de la Corte

Por ello, la citada Sala Civil del máximo tribunal colombiano ordenó la adopción de medidas para garantizar derecho a protesta pacífica. Y al Ministro de Defensa que, dentro de las cuarenta y ocho (48) horas siguientes el enteramiento de esta providencia, proceda a presentar disculpas por los excesos de la fuerza pública, en especial, aquéllos cometidos por los Escuadrones Móviles Antidisturbios de la Policía Nacional – ESMAD- durante las protestas desarrolladas en el país a partir del 21 de noviembre de 2019, las cuales deberán difundirse en el mismo término, por radio, televisión y redes sociales.

En Chile, sin embargo, la noticia pasó inadvertida, y por el alineamiento ideológico que une a los gobiernos de Sebastián Piñera e Iván Duque, y cuya prensa adscrita prefiere concentrarse en abordar la violencia en la vecina República Bolivariana de Venezuela.

Pero la adscripción de la prensa neoliberal no se agota en sus propias filas, y hasta la diputada del Partido Comunista de Chile, Camila Vallejo señaló a través de su cuenta de Twitter “Lo dije antes y lo reafirmo: los informes de la ONU sobre Venezuela han sido lapidarios. Las violaciones a los DD.HH. son intolerables y no pueden quedar impunes ni en Venezuela ni en Chile“.

Hasta la publicación de esta nota, sin embargo, se desconocen las declaraciones condenatorias de la legisladora chilena respecto a la violencia ejercida a balazos por la policía colombiana contra manifestantes, y que, además, llevó a la Corte Suprema de ese país a prohibir en las últimas horas el uso de escopetas por parte de la policía. Tampoco se conoce hasta ahora, manifestación alguna sobre el trascendental fallo de la Corte Suprema de Colombia.

 

 

 

 

 

 

 516 total views,  2 views today