Caupolicán (Kallfülikan) y Galvarino (Kalwarëngo)

Del muro de Kallfü Nawel

“ Después de la muerte de #Leftraru (Lautaro), fue necesario elegir un nuevo Toki que tomara el liderazgo de las fuerzas mapuches para continuar la guerra contra los españoles. El elegido habría sido un joven llamado #Kallfülikan (Caupolicán), de una de las principales familias de los clanes mapuche y conocido además por su fuerza descomunal, con la que era capaz de levantar sin problemas un tronco de árbol adulto. Poco tiempo después contó con el apoyo de #Turcupichún, Toki de los mapuches del valle del río Bio Bio, quien había combatido al gobernador español García Hurtado de Mendoza, siendo derrotado por aquel en la batalla de Lagunillas.
Junto a ellos se destaca la figura de #Kalwarëngo, conocido por los españoles como #Galvarino, quien había sido miembro de las fuerzas de Leftraru y tenía una vasta experiencia en la guerra, además de un odio inmenso hacia sus enemigos, quienes le habían hecho prisionero en Lagunillas, para liberarlo después de cortarle ambas manos (según la leyenda le habrían cortado una y él, lleno de desdén había extendido la otra). Las imagen de ambos,un Galvarino lleno de ira y con lanzas en donde antes tuviera manos,así como un Caupolicán de fuerza casi sobrehumana fue sin duda un poderoso símbolo para los mapuches tras la muerte del gran líder y comandante que había sido #Leftraru .

Desafortunadamente, pese a su potencial como líderes, ninguno de estos tokis que sucedieron a Leftraru estaban a la altura táctica y estratégica que él había demostrado al imponerse a los españoles. Por el contrario, éstos contaban con un líder mucho más capaz y astuto de lo que habían sido Pedro de Valdivia y Francisco de Villagra, este era García Hurtado de Mendoza, quien a base de diferentes maniobras de engaño logró aventajar, sorprender y derrotar a Turcupichún en el cruce del Bío Bío, a Galvarino en la batalla de Lagunillas y finalmente a los tres en las batallas de Millarapué, capturándolos y ejecutándolos uno por uno: Galvarino fue ahorcado, Caupolicán empalado y poco después Turcupichún también sería capturado y ahorcado.
La racha de derrotas y muerte de los tres toki no fueron en modo alguno el fin de la resistencia mapuche aunque al retirarse de Chile, Hurtado de Mendoza llevaba esa impresión; no fueron sino una muestra de los altibajos y la brutalidad que caracterizó la Guerra de Arauco; aunque no habían logrado estar a la altura de Leftraru como militares, los tres toki si lograron volverse símbolos de la resistencia tan importantes como aquel y sus muertes no hicieron sino unir aún más a los mapuche, los cuales después de un tiempo estaban listos para continuar la guerra nuevamente. Kallfü Nawel ….👍”

 

 488 total views,  2 views today