Argentina: Sentado en el wáter y en cárcel común murió hace siete años el dictador Videla

Dante Reyes Marín

El 17 de mayo del año 2013 y sentado en un wáter de la cárcel común de Marcos Paz, en la Provincia de Buenos Aires, fue encontrado muerto el dictador Jorge Rafael Videla.

Tenía 87 años y hasta el fin de sus días el delincuente reivindicó los crímenes perpetrados por la dictadura cívico militar que él encabezó en su primer periodo, y que derrocó a la presidenta María estela Martínez, viuda de Juan Domingo Perón.

El parte médico señaló paro cardiorrespiratorio, y su cuerpo fue sepultado casi en secreto y sin recibir ningún honor militar por cuanto había sido destituido del Ejército en el marco del juicio que lo condenó a pasar el resto de sus días en la prisión.

“Nuestro objetivo (el día del golpe, 24 de marzo de 1976) era disciplinar a una sociedad anarquizada. Con respecto al peronismo, salir de una visión populista, demagógica; con relación a la economía, ir a una economía de mercado, liberal. Queríamos también disciplinar al sindicalismo y al capitalismo prebendario”, confesó antes de morir.

Y señaló también que “fue un error de nuestra parte aceptar y mantener en el tiempo el término de desaparecido digamos como algo así nebuloso; en toda guerra hay muertos, heridos, lisiados y desaparecidos, es decir, gente que no se sabe dónde está. Esto es así en toda guerra”. “Si no están, no existen, y como no existen no están. Los desaparecidos son eso, desaparecidos; no están ni vivos ni muertos; están desaparecidos”, puntualizó el criminal, católico a ultranza y de misa los domingos.

 286 total views,  2 views today