Ex CAM asegura que «van a tener» que apoderarse de los colegios en territorio mapuche

José Huenchunao, uno de los fundadores y ex líder de la Coordinadora Arauco Malleco (CAM), defendió la lucha armada y reconoció que aún mantiene un contacto ocasional con Héctor Llaitul. Sobre el robo de madera, manifestó que no es robo, ya que está dentro de los territorios de las comunidades que recuperaron sus tierras.

Uno de los fundadores de la Coordinadora Arauco Malleco (CAM) y uno de sus ex líderes José Huenchunao, fue entrevistado en la región del BioBío por el periodista Hugo Varela, medio Sala de Prensa, a orillas del lago LleuLleu, donde se refirió al llamado conflicto indígena y a la escalada de violencia que se vive en la zona. Defendió la lucha armada y reconoció que aún mantiene contacto ocasional con el actual vocero del movimiento, Héctor Llaitul.

En la entrevista, Huenchunao cuenta que la CAM nace debido al problema de espacio dentro de las comunidades y a la recuperación de tierras, allá por la década del 90, así como a lo que ocurría con las empresas forestales, que estaban ya llegando «al seno» de las comunidades con sus plantaciones.

«A partir de eso comenzamos a trabajar la idea de generar una coordinación de comunidades que estuvieran vinculados a la restitución de sus tierras … eso generaba condiciones para poder reconstruir de nuevo nuestro pueblo«, dice José Huenchunao.

De acuerdo a lo que relata el ex líder de la CAM, existe hoy un avance en varios temas dentro de lo que es el pueblo mapuche, que no existían antes, como por ejemplo, que están viendo qué tipo de organización deben tener y los ejes que deben sustentar la «reconstrucción del pueblo mapuche» e identifica al enemigo común como «el sistema capitalista».

Hector Llaitul con Jose Huenchunao

 Huenchunao cuenta además que se reúne periódicamente con el actual vocero de la CAM Héctor Llaitul, con quien se junta cuando hay posibilidad de reunirse y que están unidos en las ideas y en la estrategia. 

Tomar las armas

“Aquí Ya hay una decisión del pueblo mapuche de luchar, de resistir, incluso de incorporar las armas, a medida que sea necesaria, porque no hay ningún pueblo que se haya liberado de otra manera … No es que uno esté haciendo apología a la violencia, es la realidad”, cuenta Huenchunao, aunque lamenta las víctimas inocentes del conflicto y estima que muchas veces hay poco criterio al «hacer las cosas».

El problema de fondo es que a nosotros se nos negó, en un tiempo, ser mapuche; en todos los espacios, incluso en los colegios. Los colegios fueron los espacios de mayor enajenación, culturización que se ha generado hacia nuestra gente», dice.

«Nosotros, seguramente, en algún momento, vamos a tener que apoderarnos de los colegios de los territorios mapuche, por ejemplo. Y nosotros decir qué lo que se enseña en los colegios de acuerdo a los intereses de nuestro pueblo”, agrega.

Tráfico de drogas

Huenchunao reconoce que hay «cosas» donde no han sido claros como movimiento mapuche, como por ejemplo el tráfico de drogas.

Eso sí existe acá, tampoco se puede esconder. Nosotros hemos avanzado en el tema de conquistar algunos espacios territoriales … hay zonas que están semicontroladas por nosotros, como pueblo, pero como en toda sociedad tenemos a gente que actúa por sus intereses no más, no les interesa la reconstrucción del pueblo mapuche”, manifiesta el ex líder de la CAM.

«Eso existe y nosotros no estamos de acuerdo con eso … No tiene que ver la lucha del pueblo mapuche con eso. Nosotros estamos con la idea de ordenar esto … de combatir el narcotráfico … No es tan grave porque aquí no hay carteles de narco, pero sí hay gente que incluso está siendo consumidora e intentan ingresar droga al territorio”, sigue Huenchunao.

Robo de madera

El tema del robo de madera es un tema aparte. A mí no me pueden venir a decir que nosotros estamos robando madera (…) La madera que las empresas acusan es madera que está dentro de los territorios, de las comunidades que recuperaron sus tierras”, dice y agrega que las empresas dicen que es de ellos, pero Huenchunao dice que eso es parte de los recursos que tienen sus comunidades luego de haber recuperado sus tierras y justifica su utilización, incluso para mejorar las condiciones socieconómicas de las familias del sector.

Desconfianza de nueva Constitución

José Huenchunao dice además que aunque hayan buenas intenciones, haciendo alusión al Gobierno del Presidente Gabriel Boric, si no hay un proceso «revolucionario», este país no va a cambiar y que si bien es cierto, en algunos días del llamado «estallido social» hubo algo de eso, finalmente el país ya está configurado de una manera.

Yo desconfío porque miremos a los vecinos; miremos a Ecuador, a Colombia, Bolivia, incluso lo que le pasó a Evo Morales que tuvo que salir arrancando como Presidente indígena con apellido indígena y con una Constitución tipo a la que hoy día Chile está intentando plantearse”, opina Huenchunao.

«Las Constituciones, si el pueblo, si la gente, si las estructuras no cambian … si no va a cambiar el país, el país va a seguir siendo el mismo …«agrega.

Siempre han habido leyes medioambientales, pero siempre se han dañado territorios cuando el interés económico ha sido superior a los intereses de las comunidades. Entonces, ¿por qué voy a creer yo que porque va a haber una nueva Constitución, porque se declara plurinacional, esto va a cambiar?”, puntualiza José Huenchunao y agrega que por ejemplo, no lo representa el constitucional mapuche Adolfo Millabur.

Cierra la entrevista ratificando y defendiendo el uso de las armas por parte de las comunidades y dice que se sentaría a conversar con los integrantes del Gobierno chileno, aunque cree que no habría ninguna solución.

FUENTE: AraucaníaDiario.cl

 196 total views,  4 views today