El gobierno canadiense sigue apostando a la intervención en el país caribeño

La cuestión de la conducta de Canadá de una posible intervención militar internacional en Haití parece aclararse día a día, a pesar de las reticencias mostradas oficialmente tras la solicitud hecha a este efecto por los Estados Unidos de América, señala la agencia en línea AlterPresse.

“Entendemos cuántos haitianos hay que no quieren ver una intervención internacional. es una realidad Al mismo tiempo, miramos la crisis, las violaciones, la violencia, la pobreza, el cólera, la crisis sanitaria y nos decimos: «tenemos que intervenir de una forma u otra», declara el primer ministro canadiense Justin Trudeau.

Hizo estas declaraciones el miércoles 2 de noviembre de 2022, antes de participar en su reunión semanal del caucus, informa Canadian Press.

El gobierno de Canadá está sopesando formas de intervenir para ayudar al pueblo haitiano que lucha contra la violencia grave y un brote de cólera, respalda al primer ministro Justin Trudeau, quien dice que quiere garantizar la aceptabilidad de la forma que tomarán estas acciones.

«Sabemos que las sanciones no son suficientes en sí mismas, pero debemos tener mucho cuidado de que una intervención sea aceptable para el pueblo [haitiano] y ayudarlo».

Indicó que una misión canadiense, enviada recientemente a Haití, permitió recabar «mucha información» y que su gobierno trabaja para encontrar un «consenso» sobre una posible intervención de la comunidad internacional.

La semana pasada, el secretario de Estado de Estados Unidos, Anthony Blinken, señaló durante su visita a Canadá que se estaba discutiendo una intervención militar multilateral en Haití.

La misión tendría como objetivo apoyar a la fuerza policial haitiana sobrecargada.

“Estamos discutiendo entre nosotros, pero también con muchos otros países para saber quién podría participar en tal misión y quién la liderará”, mencionó el alto funcionario estadounidense.

A su lado, la ministra de Asuntos Exteriores de Canadá, Mélanie Joly, había declarado por su parte que «Canadá sigue de cerca la situación y siempre favoreceremos las soluciones por y para los haitianos».

Al comparecer ante un comité parlamentario el lunes 31 de octubre de 2022, el embajador de Canadá en Haití, Sébastien Carrière, dijo que aún no se había tomado una decisión sobre el papel que jugará Canadá en una futura intervención internacional.

No obstante, dijo que muchas personas en Haití y la región del Caribe esperan que Canadá asuma un papel de liderazgo en el apoyo a Haití.

Previamente, el Ministro de Relaciones Exteriores de Canadá, había reafirmado la voluntad del Gobierno de Canadá de ayudar a Haití a enfrentar los problemas de seguridad y la crisis humanitaria, en lugar de intervenir militarmente en la república caribeña .

Fue durante una actividad, realizada en el Biosphere, en Montreal (Canadá), el viernes 28 de octubre de 2022.

«No queremos interferir. No queremos imponer. Queremos ayudar. Tenemos la obligación de ayudar”, declaró Joly, durante una conversación con los futuros líderes.

Mélanie Joly evoca una situación catastrófica en Haití, azotada por una epidemia de cólera, la falta de acceso al agua potable, una persistente escasez de combustible durante varios meses, la delincuencia y una crisis humanitaria y política.

También destacó que el Gobierno de Canadá está trabajando con las autoridades haitianas para garantizar que haya un proceso político que conduzca a una solución democrática.

Estados Unidos quiere asegurar el envío de una fuerza militar extranjera a Haití, solicitada por el jefe del gobierno de facto haitiano, Ariel Henry, y retransmitida por el secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), el portugués Antonio Guterres.

Varios sectores de la vida nacional rechazan el pedido de la posible intervención de una fuerza extranjera en el país, calificándolo de “delito de alta traición” de Ariel Henry .

 350 total views,  4 views today